palabrauncionyfuego.com

Por quién Votaría Jesús?

¿Por quién votaría Jesús?

                                                                                                Escrito por: Hno. Dubón
—¿Es usted de los nuestros, o del enemigo?
14 —¡De ninguno! —respondió—. Me presento ante ti como comandante del ejército del SEÑOR. (Josué5:13-14)
Este pasaje del Antiguo testamento se ha interpretado como una manifestación del mismo Jesús y se ha comparado muchas veces con el ángel que se aparece en el libro de Revelaciones en el capitulo 1. Aquí claramente se establece que el lado del señor es único y que Él no esta del lado de ninguno que no esté de su lado. Él representa una política distinta y se presenta así mismo como el comandante del ejército del Señor
Ha sido fácil asumir que Dios está de nuestro lado. Ha sido difícil comprender si nosotros estamos del lado de Dios. Para hacerlo es necesario evaluar si nuestros motivos son dirigidos hacia la voluntad de Dios, hacia lo que Dios aprobaría.
Cuando se trata de votar, uno siempre quiere votar correctamente, al menos así debería ser. No se puede votar solamente por que el fulano es mi amigo, o este color me gusta, o este me conviene. Es probable que a veces resulte difícil decidir entre las opciones que tenemos puesto que ninguna se acerca a lo que quisiéramos, en ese caso hay que votar  por el menos peor.
También es fácil que un partido político se autodenomine cristiano, pero eso no representa exactamente la fe cristiana, para ello se necesita más, mucho más que el simple nombre. Aun en la Alemania Nazi hubo partidos cristianos que se alinearon a los diabólicos planes de Hitler.
¿Le interesa a Dios como marcamos la papeleta? Creo firmemente que sí. Aunque Jesús probablemente nunca marcó una papeleta, sus palabras fueron la guía para que nosotros pudiéramos vivir como sociedad, como nación. Si continuamos ignorándola y alejándola cada vez más de nosotros como país, encontraremos que esa es la razón principal por la que no nos va tan bien.
Si Jesús votara hoy, Él pensaría sin lugar a dudas en los niños, no solo en los ya nacidos sino en aquellos que están formándose en el vientre de sus madres y que Él mira como seres humanos, Él pensaría y consideraría cada iniciativa de ley que atente contra ellos. Jesús pensaría en los jóvenes, en la clase de educación que recibirían, en las oportunidades que tendrían si adoptamos ciertas estrategias económicas, o ciertas políticas de gobierno, seguramente Él pensaría en el valor de la vida que ha sido tan degradado en nuestro país. Él pensaría en  los ancianos, y desvalidos y en cómo mejorar su bienestar, su corazón se doliera al ver el abandono en el que viven, y al marcar la papeleta pensaría en quién estaría comprometido en hacer algo por ellos, en tomar la iniciativa para que las leyes beneficien a los de la tercera edad. Sin duda a Jesús le importa la condición de las personas con necesidades especiales, los huérfanos y las viudas. No menos sería importante para Él los aspectos que ponen en peligro el matrimonio como una institución establecida por Él para vivir en familia. Él jamás votaría por cualquier candidato que quisiera dañar esta institución.
Algunos piensan que Jesús no se metería en política, pero si uno examina sinceramente episodios de la biblia como la parábola del Buen Samaritano en (Lucas 10:25-37) ahí uno se da cuenta que era una denuncia clara de Jesús en contra del crimen, la discriminación racial, el odio, la violencia, la explotación y hasta la indiferencia de los lideres religiosos. Esta denuncia va más allá de credos, culturas, y colores políticos
Nuestro voto tiene que influenciar los cambios que este país necesita. Al votar por por un partido político se está escogiendo a las personas que implementarán políticas que pueden acercarnos a Dios o pueden alejarnos más de Él. Por eso es importante como votamos, porque las leyes, que regulan el comportamiento y la moral  nos afectan a todos. Al votar debemos hacerlo por aquellos candidatos que mejor representarían esos valores que se han mencionado y cuyas políticas mejor se parezca a los principios que Dios implementaría el mismo.  Juan Calvino el gran teólogo y reformador protestante del siglo xvi dijo “La labor de la iglesia es hacer que el invisible reino de Cristo sea visible” Bajo esta consiga todos tenemos una gran labor por delante y cada acción cuenta, incluida la de votar. Que Dios nos ayude a que el reino de Jesús ocupe un predominante lugar en nuestras vidas a fin de que estemos menos y menos comprometidos con los valores de este mundo.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*